• Tenes alguna Consulta

    Thanks!

    Gracias por tu consulta, en breve enviaremos la respuesta a tu consulta

    Required fields not completed correctly.

¿Llegó mi libro? ¿Qué hago? Aquí, una experiencia real y concreta

De la idea, a la acción

 

Sumergirme en la aventura de escribir siempre fue un sueño y, sobre todo, un desafío. Con el tiempo, fui desechando escritos, historias, malos relatos, inseguridades, pesimismos, amores, traiciones, desengaños y alegrías. En el medio de todo eso, se encontraba mi amor por compartir historias.

Al pasar el tiempo y rescatar algunos de los escritos que realizaba me di cuenta que no servía de nada que mis sentimientos descansen en la oscuridad de un cuaderno o encerrados en un cajón y comencé a pensar en editarlos. El sueño de ser un “gran escritor” fue desapareciendo a medida que fui transitando el corto camino que llevo en éste mundo literario, y comenzó a aparecer el pequeño (o enorme sueño) de tan solo ser un escritor, cosa que todavía sigo intentando.

En el medio de todo el negocio monetario de la literatura, se encuentran miles de escritores que sueñan con ingresar y ser un gran “best seller”, dar charlas por todo el mundo y firmar millones de ejemplares, mientras decoran la casa en el medio de la montaña que compran con su primer cheque. Debo admitir que también fue mi sueño, pero me di cuenta que la motivación pasa por otro lado.

Llegué a editar mi primer libro con Jorge Navone de Editorial Utopías, un hombre que cree en la literatura más allá de todo, que me ayudó a entender, en pocas palabras, que el trabajo del escritor es enorme. Entendí, así, que ser un escritor del S.XXI requiere muchísimas cosas más que llenarse de palabras e historias, de sentimientos y el poder de despertarlos en quien lea. Requiere ser agente de prensa, requiere sacrificio, requiere conocimientos de markenting, de diseño, de internet, de difusión y, sobre todo, muchas ganas de ir para adelante.

Una vez con la caja llena de libros en mis manos, pensé: “Ya tenés los libros, ¿Y ahora?”…

La angustia por no saber por dónde correr y la sensación de fracaso dijeron presente al instante. En ése momento entendí que yo debía hacer el resto del trabajo que, en otro tiempo, no me correspondería.

Comencé a pensar cuál debía ser mi primer paso y llegué a la conclusión que toda actividad es hecha mejor por profesionales.

Después de varias vueltas, di con un agente de prensa con llegada a los medios (lamentablemente vitales en la difusión). Pero a los medios que están en la misma posición que yo, de abajo. Él me facilitó la llegada a entrevistas en diferentes AM, lo que resultó más que nada, bueno para que yo empiece a hablar de mi nuevo “hijo”, para pueda entender que lo que estaba haciendo era de verdad, para dar el primer paso, para recabar opiniones y caminos ocultos que seguir.

Paralelamente, pensé en organizar una presentación ¿Por qué no podía hacer una presentación? ¿Sólo son eventos para los grande autores? Me convencí de que no y comencé a buscar un lugar apropiado para que se lleve a cabo. Encontré por medio de conocidos un pequeño bar, acogedor y muy lindo por el barrio de Congreso y cerré la fecha. Ahora, de repente, tenía varias notas pautadas y una fecha de una presentación… Me asusté demasiado por el hecho de no saber cómo afrontar, qué hacer, qué decir, para dónde correr. En ése momento, volví a hablar con mi, flamante, agente de prensa, quién me recomendó que el camino a seguir era concretar críticas en medios gráficos que les interese tener un autor novato entre sus líneas. En otras palabras, medios gráficos que no sean los masivos, ya que sin despreciar mi trabajo, éste es emergente.

Otra vez, tuve que caer en sus contactos y su trabajo para acceder a ellos. Esto es un trabajo que todavía no concluyó, ya que de acá a fin de año seguirán saliendo las críticas en diferentes medios que él me consigue. Paralelamente a esto, intenté entrar en los medios zonales y fácil acceso, como radios de internet, y nuevamente la respuesta fue positiva. Los medios emergentes e independientes, tienen tanta necesidad de encontrar entrevistados interesantes como nosotros de encontrar medios donde darnos a conocer y es ahí donde la unión entre el medio y el artista sirve. Por eso recomiendo empezar desde el primer eslabón, por otro lado, sirve como experiencia en entrevistas que sirve para perfeccionar lo que uno dice.

Mientras iba de radio en radio y, buscando medios por internet y contactos, se me acercó la fecha de la presentación, todavía no sabía qué hacer. Volví a contactarme con Jorge para pedirle que me acerque a otros autores que estaba editando. Siempre me parece buena idea contactarse con otros autores para trabajar juntos, mientras más bocas hay trabajando, más oídos escuchan sobre nuestro trabajo. Di con Natalia V Gonzales a la que le propuse compartir la fecha de la presentación y vender ambos libros, ella aceptó de inmediato.

Empezamos a diagramar nuestra presentación sin tener ningún conocimiento más que el sentido común y las ganas de hacerlo. Decidimos darle algo más que libros a los invitados y organizamos un show en vivo de una cantante y un conductor de la noche quien nos hizo una entrevista sobre el libro, en vivo e interactiva con la gente, por suerte todo fue un éxito, obviamente, dentro de la magnitud de dos jóvenes autores, inexpertos, pero con ganas de hacer cosas.

Más allá de lo que puede hacer alguien de prensa o un evento, es indispensable cargarse el trabajo y sentir que, en el presente, depende de cada autor su trascendencia, que ser nuestro propio generador de difusión también es un talento que un gran escritor moderno debe contener. Hay algunas organizaciones que nos ayudan a difundir y dan ánimos a los que nos encontramos tratando de crecer en éste que amamos hacer y por eso nos da tanta alegría. La FLIA (o Feria de libro independiente) también es un lugar donde vender nuestros libros, las librerías de barrio, la SEA (Sociedad de escritores y escritoras argentina) y algunas más.

El trabajo de difusión, para mí, es tan importante como el de creación. Si bien los pasos parecen de hormigas en un mundo de gigantes, no dejan de ser pasos, y lo más importante, es unirnos los muchos escritores que iniciamos, para trabajar juntos y llegar más lejos.

Christian Morana.                                         

6 thoughts on “¿Llegó mi libro? ¿Qué hago? Aquí, una experiencia real y concreta

  1. Gracias Christian, por la fuerza, las ganas, y por compartir tu experiencia, que es mucho mejor que miles de mis palabras. Un abrazo.
    Jorge Navone

  2. primo di martino

    Caro Jorge:
    Muy acertado publicar este comentario, que nos aclara muchas cosas,especialmente para que los soñadores pongamos los pies en la tierra y actuemos tomando como normas esas experiencias.

  3. Christian Morana

    Muchas gracias Jorge por darme éste espacio para comunicar mi visión sobre éste hermoso mundo que compartimos! Y, también a Pierina y Primo por leer mis palabras y hacerme sentir un poco mejor!

  4. Christian que buena nota, que buen camino que lograste para mostrar tu interior plasmado en libro. Gracias por compartir tu experiencia y que continúen tus presentaciones y reconocimientos. Me diste nuevas puertas para continuar, gracias. ¡Cómo sirve el compartir!!! Saludos cordiales. Ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*